sábado, 19 de septiembre de 2009

EL ORDEN PUBLICO EN ELE PERU

ES URGENTE “ LEY DEL ORDEN PUBLICO “

Por : Gral PNP Mario Cabanillas Chavarry

Los gobiernos de turno que han alcanzado el poder por las armas o por la vía electoral, durante los 186 años de vida republicana, han siso incapaces de superar el clima de violencia, inseguridad y desorden que existe en nuestra sociedad: esta endémica situación estructural viene afectando permanentemente la gobernabilidad democrática y el desarrollo nacional ante la mirada inerte de los políticos y gobernantes; como muestra mas cercana de esta cruda realidad basta recordar el último flagelo terrorista que asoló nuestra Patria, generando muerte, miseria y desdicha en miles de hogares peruanos cuyos efectos lo sufrimos hasta nuestros días; cuidado con este pernicioso espiral de caos social o desborde popular como dijo Mattos Mar; gravísimo problema que viene siendo observado atentamente desde el exterior, en especial por los ojos de águila de nuestro vecino del sur conocido como el Caín de América; vean como se viene propalando esta alarma por Internet, “ la eclosión social destruirá pronto las débiles naciones del Perú, Bolivia y Ecuador, facilitando su ocupación, la que será compartida con el coloso del norte que preservará la selva sudamericana como el pulmón de la humanidad “; distinguidos conciudadanos, todos los peruanos tenemos la responsabilidad de cambiar esta triste realidad, laborando en forma armoniosa y conjunta para construir nuestro propio destino; ya no podemos seguir cantando “ largo tiempo el peruano oprimido la ominosa cadena arrastró “, es hora de levantar nuestra voz para cantar erguidos “ en su cima los andes sostengan la bandera o pendón bicolor y que a los siglos anuncie el esfuerzo, que ser libres por siempre nos dio “; despertad de este letargo, unir nuestras manos, valores y esfuerzo, por un Perú grande y poderoso

En este contexto indudablemente se inserta nuestra realidad institucional, como parte importante de la realidad nacional, por lo que este análisis se realizará a continuación desde una óptica policial; es así que acorde con los momentos actuales en que vivimos trataremos en primer lugar sobre la problemática del ORDEN PUBLICO; concepto tradicional que según la doctrina francesa constituyó el fin de la policía, comprendiendo los ámbitos de tranquilidad, moralidad y salubridad; para el efecto en nuestro país se estableció un eficiente sistema de faltas comprendido en el “ Código de Salubridad y Moralidad Pública “ el que posteriormente fuera remplazado por un capítulo especial de nuestro Código Penal; la policía con la vara de la ley en sus manos tenía autoridad para su aplicación inmediata, simple y efectiva, constituyéndose así en la “ primera vanguardia de la lucha contra la delincuencia, el cumplimiento de la ley, el resguardo del orden y la paz social “; es así que para amortiguar los desórdenes públicos, instauró unidades de servicios y operaciones especiales de control de disturbios, las que subsisten hasta la actualidad; sin embargo cave señalar que con el devenir del tiempo este ordenamiento jurídico ha sido simplemente desactivado o cambiado por los políticos de turno, hoy nuestra policía carece de esta autoridad, la impunidad es pan de todos los días, por lo que los que delinquen se encuentran a su libre albedrío en perjuicio de la población que reclama justicia, el denominado Código de Contravenciones de Policía no sirve para nada, la inseguridad, el desorden y la violencia nos agobian; con justa razón debemos gritar los evangelios por tierra, puesto que el principio constitucional que dice “ tus derechos terminan, donde comienzan los derechos de los demás “, simplemente son letra muerta

Debemos señalar sin embargo, que en este trajinar de nuestra realidad no todo son nubarrones y tragedias, también hay instituciones y hombres que brillan como la luz del sol en el meridiano, recordemos el sacrificio de miles de Guardia Civiles y otros policías que dieron su vida por la paz, el orden y la justicia en nuestra Patria, marcando con su sangre un sello indeleble su amor por el Perú y su profesión, allí están nuestros héroes nacionales, Mariano Santos Mateo y Alipio Ponce Vasquez, ejemplo que vienen siguiendo nuestros policías de hoy, en la costa, sierra y selva, haciendo justicia, buscando la paz y auxiliando a todas las personas que son afectadas por grupos vandálicos con consignas obstruccionistas e ideologías trasnochadas y extranjerizantes, que tan solo sirven para impedir el desarrollo del Perú; a pesar de tantas adversidades nuestros hermanos policías siguen cumpliendo su deber y buscando el bien para todos los peruanos; por tales razones con ocasión de nuestro aniversario institucional el próximo 30 de Agosto podemos decir con orgullo “ gloria a los héroes y mártires de la Policía Nacional “, que nuestra Patrona Santa Rosa de Lima conserve sus almas y que derrame sus bendiciones sobre los sacrificados policías de siempre; ya es hora de que todos los peruanos a una sola voz hagamos verdad aquellas palabras divinas, “ la paz sea con vosotros “

En esta problemática veamos ahora, que han hecho o están haciendo nuestros políticos actuales, al respecto no se explica porqué se trató de olvidar, marginar o simplemente no legislar sobre el Orden Público, el que actualmente es uno de los temas prioritarios del gobierno y de la policía, que día a día tiene que enfrentar una cadena de conflictos sociales violentos de grupos politizados e inconformes; sobre el particular se ha podido apreciar que unos reclaman política de tolerancia cero, otros dicen seguridad ciudadana y policía comunitaria; el poder político se definió por expedir la Ley 27933 creando el Sistema de Seguridad Ciudadana, en la que inconvenientemente se trató de incluir todas las funciones de policía y la responsabilidad compartida del Estado con la Sociedad, como muestra solo analicemos el art. 2do que dice: “ La Seguridad Ciudadana es una acción que desarrolla el Estado con colaboración de la ciudadanía, destinada a asegurar la convivencia pacífica, la erradicación de la violencia, la utilización pacífica de las vías y espacios públicos y contribuir a la prevención de los delitos y faltas “ ; es esto verdad en la práctica ? simplemente vemos que no, lo que impera es el desorden, la inseguridad y violencia, entonces donde está el Estado y cual es la participación de la ciudadanía, porqué algunos Presidentes Regionales y Alcaldes Municipales son parte del problema, promueven paros, huelgas, tomas de carreteras, asaltos a locales, aeropuertos, muerte de algunos indefensos ciudadanos, de policías y la ley al tacho, a ellos no les alcanza no obstante de que presiden los Comités de Seguridad Ciudadana, siendo así para que sirve la ley del SINASEC, para nada; la verdad es que es tan solo un melcochado de funciones relacionadas con el orden público, la seguridad ciudadana y pública, así como el cumplimiento de la ley, aspectos que en la teoría y en la práctica, no son mas que partes de la gran función de policía del estado que engloba el Orden Interno; veamos, “ el Orden Público es también una situación de paz y tranquilidad, regulado por el derecho y garantizado por el Estado, para asegurar el normal desenvolvimiento de la población en todo el territorio nacional “ ; por lo que resulta improcedente sacar una ley solo para la seguridad ciudadana, dejando sin norma alguna el Orden Público con las consecuencias que todos conocemos

El actual gobierno como medida preventiva y con tino por RM Nro.380-2,006 creó la “ Comisión Multisectorial de Prevención de Conflictos Sociales, adscrita a la Presidencias del Consejo de Ministros e integrada por representantes de algunos Ministerios y organismos del Estado, cuya labor se viene multiplicando a nivel nacional y los Presidentes Regionales y Alcaldes lejos de asumir su responsabilidad en este problema, siguen encabezando conflictos sociales mientras que los miles de miles de soles que reciben para el desarrollo de sus pueblos se encuentra en los Bancos esperando probablemente una jugosa “ comisión “, cave preguntarnos porqué hoy que se concede dinero a dichos gobiernos, se incentiva coordinadamente el enfrentamiento contra el gobierno central ?, esto quiere decir que si el conjunto de de proyectos existentes se hicieran realidad se les quitaría los planes de lucha politiqueros de los dueños de sindicatos, de partidos políticos y liderazgos casiquistas donde la mamadera parece eterna, creo que este es el fondo del problema, muy bien señor Presidente mano dura contra estos malos peruanos; pero quién les hace frente; la policía por supuesto, para los que prioritariamente tiene que conceder a la brevedad mejores remuneraciones, urgente implementación logística, capacitación, bienestar, autoridad y leyes contra la violencia, el desorden y la delincuencia

Por lo expuesto señores congresistas y señor Presidente de la República, podemos concluir que es urgente la expedición de una “ LEY DE ORDEN PUBLICO “, como lo hay en otros países, en la que el Estado en sus niveles, nacional, regional y local, comparta responsabilidades con la población y apoyen a la policía en el cumplimiento de su finalidad fundamental, para lograr paz social, bienestar y facilitar el desarrollo nacional; para lo cual es necesario también reacomodar las actividades relacionadas con la ley de Seguridad Ciudadana y si es preciso aglutinar todas las funciones de policía del Estado en una sola ley denominada “ LEY DEL SISTEMA NACIONAL DE CONTROL DEL ORDEN INTERNO; al respecto quisiéramos saber que está haciendo el comando policial y que debemos hacer todos los policías del Perú para lograr las normas que la PNP necesita como institución fundamental de nuestra Patria

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada